Que tan difícil es Ingenieria en Sistemas en la USAC

Esta entrada viene de haber visto en las estadísticas de este blog una frase por la que llegarón a este blog, en realidad en lugar de “difícil” decía “pisado” si no estoy mal.

En un principio siempre todas las personas que habían escuchado algo de “ingeniería” me decían, “las matemáticas son bien difíciles ahí en ingeniería”, algo así como que todo lo demás que no fueran “matemáticas” era algo por lo que no había que preocuparse, pero por lo menos en el caso de Ingenieria en Sistemas, no es así, para nada, las matemáticas claro que son difíciles, tanto que por eso es que hay personas que se salen de Ingeniería solo al probar la “Matemática Básica 1”, y bueno que decir de la 2, que para mí fue la más difícil, y eso no quiere decir que las que siguen no lo són, también puedo mencionar la Física 2, son horribles todos esos cursos.

Pero bueno, según mi experiencia puedo decir que solo con toparnos con la “Introducción a la Programación y Computación 1” que es el primer curso de programación en la carrera, podemos decir con toda seguridad que las mátes no  son lo más dificil de la carrera, y eso que ahora ya se programa en java y se puede utilizar cualquier IDE (por ejemplo netbeans), cuando yo la llevé a teníamos que programar a puro Borland C++ (maldita pantalla azul), pero igual sigue siendo bien difícil, y eso más que todo por la pésima base que se trae del bachillerato, donde mi programa más dificil si no estoy mal fue una onda de pasar números a letras, ahora en la U eso es una simple práctica; me acuerdo exactamente cuanto saque en mi primer proyecto de ipc1, fue un 36, yo había programado y programado por muchos días, y al final no había valido la pena, es una desilución bien grande que uno se lleva.

Pasar a IPC2 en paralelo con Lenguajes Formales y de Programación ya se pone incluso un poco más dificil porque ya son dos clases de igual nivel de ipc1, pero realmente donde la mayoría ya esta asqueada de tanto programar y sufrír es cuando se está llevando “Compiladores 2” junto con “Archivos” y “Arquitectura de Computadoras 1”, esa combinación junto con mates y otras clases es suficiente para empezar a tronar tanto en los cursos de sistemas como en los del área común. En “compi2” (como cariñosamente se le llama a esa clase) son mares y mares de código, y más los clavos que se tengan para entender las herramientas que se usan (JLEX Y CUP, goldparse, FLEX Y VISON, etc, etc) no son tan casaca, y eso que ha veces no se programa en netbeans, ni .net, sino que en QT en Linux donde por lo menos a mi me costaba porque nunca había utilizado Linux, recuerdo que en esos tiempos use Red Hat. No sé, creo que ese semestre con Compi es de los más desgraciados de la U, y algo así se tiene que seguír en los próximos semestres, desveladas tras desveladas, que se le juntan a uno un montón de trabajos para una semana, con exámenes, teniendo tres proyectos encima, sabiendole entrar a uno, y los otros dos en las nubes, hay días que uno en lo que menos piensa perder el tiempo es en bañarse (por muy coche que se oiga), recuerdo que para los días de entregas de proyecto me pasaba todo el día frente a la compu, ahí amanecía, empezando a hacer manuales como a las 3:30 am (en la aplicación ya uno no seguía, llega un momento en el que uno se da cuenta que por más que uno siga programando no va a dar tiempo hacer algo que a uno le dé más puntos) y luego como a las 5:00 am lo único que hacía era ponerme otro sueter y empezar a alistarme para salir a la U cuando los proyectos se entregaban a las 7:00 am, lo único que me daba miedo en esos momentos era quedarme dormido en la camioneta y pasarme de largo de mi parada para tomar un bus para la U, gracias a Dios nunca me pasó.

Recuerdo que un día si troné de plano, me recoste solo a descansar un poco en la cama de un mi hermano, como a las 5:00pm, luego que me desperté como a las 11:00 (sí, me quede dormido) en mi cama, luego me dijeron que me había levantado, hable con mi mamá algo, y luego me acosté en mi cama, hasta el momento sigo sin acordarme de ese lapso de tiempo. Y este es uno de los puntos malos de la carrera, la salud, ser tan sedentario, desvelarse, todo junto no es nada bueno, ahora me he dado cuenta, y he sentido también sus consecuencias y es algo de lo que hablaré en otro post, por eso aunque sea media hora a la semana, o los fines de semana sería bueno hacer ejercicio, no nos tiene que dar hueva hacer ejercicio, es muy importante esto, porque si no se esta totalmente equilibrado por lo menos que más tarde no nos sea tan difícil recuperar la condición física.

Creo que pudiera seguir hablando de todas las trabadas que tuve en la U, nunca tuve un semestre tranquilo, las semanas que se sienten tranquilas solo son un preludio para días díficiles.

PERO, puedo decir que siempre hay una luz en el camino, SIEMPRE hay una forma de salir adelante, y como siempre he dicho, uno solito no lo puede lograr, eso no quiere decir que uno se copie el proyecto de un su cuate, pero por lo menos se tienen amigos que a uno lo pueden ayudar a resolver un problema, a que si tu cuate no está tan trabado con tantos trabajos incluso puede hacer un trabajo de investigación que era en grupo o algo parecido, a decirte como hacer de una formá más facil algo, que se yo, pero uno si TIENE que pedir ayuda, si uno no tiene internet en su casa pues ir a diario a un café internet, y pues al final de cuentas SACRIFICARSE para ganar los cursos, sacrificar esas salidas a chingar, sacrificar ir al cine, sacrificar los viajes para ir a pasear, APROVECHAR las prorrogas que se dan de los proyectos (Gracias a Dios por las prorrogas), tantas cosas que uno tiene que hacer para poder ganar los cursos.

Al final puedo asegurar en un 100% que VALE LA PENA, sentir eso que se siente cuando le aparece ganada una clase a uno es un sentimiento indescriptible (más indescriptible entre más dificil el curso), y sobre todo, NUNCA RENDIRSE, aunque uno pierda los cursos seguir adelante, yo perdí cursos muchas veces, realmente no sé ni cuantos, pero sí perdía y aunque se siente uno tan desdichado, desepcionado, no queda otra que volverlo a intentar, no se pierde nada y se gana mucho, a veces uno piensa que no se es lo suficientemente inteligente para atinarle a hacer las cosas, pero me dí cuenta que eso no es así, por lo menos yo en mi colegio nunca fuí el abanderado del grado, o que estuviera en el cuadro de honor, yo era uno más del montón, del promedio, pero ya en la universidad entre a la misma carrera con cuates míos, que ellos si eran los abanderados en el colegio, iban a las olimpiadas de mates, de físicas, y al final por rendirse se pararon cambiando de carrera, y actualmente estamos en las mismas haciendo EPS para graduarnos, solo que ellos en su carrera y yo en la mía, en mi sufrida pero querida Ingeniería en Ciencias y Sistemas.

Anuncios