Cambiar de trabajo con contraoferta

Estos días fueron difíciles personalmente y gracias a Dios no por algo malo, sino por tenér que decidir hacía que lugar de trabajo irme, porque ya había renunciado a uno, y aunque en su momento me costó sabía que el cambio iba a ser para bien, que era la oportunidad de cambiar de ambiente, de aprender cosas nuevas, pero el problema surgió despues de algunos meses de haber renunciado y estar ya trabajando en el otro lugar, porque al ver en mi antiguo trabajo que les hacía falta me pidieron que regresara con ellos para el año siguiente y por supuesto me hicieron una contraoferta, la verdad fue tentador, al punto de llegar a pensar en que definitivamente me iba a regresar a mi antiguo trabajo, realmente estuve a punto de hacerlo, porque pensaba que incluso ahí podía formarme y subir de puestos, y no como estaba en el trabajo nuevo, donde había empezado desde cero.

Las consideraciones

Habían cosas que incluían en la contraofera que me tentaban como por ejemplo el “dinero”, los “conocimientos”, que es un poco más fácil llegar en camionta al antiguo lugar que al nuevo,  que nunca había tenído que ir Domingos, ni sábados todo el día, como ahora me había tocado, sentía que me valoran y eso hacía subir mi ego lo confieso.

En cambio en mi trabajo anterior, salgo una hora antes que en el antiguo, el ambiente de trabajo es mejor aunque gano menos, estoy aprendiendo mil cosas nuevas que son importantes para mí,  al contrario en mi trabajo anterior pienso que ya había topado en conocimientos, lo poco que pudiera seguir aprendiendo, no me iba a subir mucho el valor profesional que podría llegar a tener, también en su momento cuando me ofrecieron el trabajo nuevo sé que esta persona me estaba dando su confianza y la oportunidad de crecer y decirle que ya no iba a seguir con ellos el proximo año, no se me hacía correcto, y además, una de las ideas que más me ayudó fue “si te vas por dinero, van a pensar que únicamente lo que te interesa y mueve es el dinero” y en realidad así hubiera sido, el dinero hubiera sido lo único que me hubiera movido y yo no quiero eso.

Tomando la decisión

Luego de poner muchas cosas en la balanza y estar analizando por mucho tiempo, por días incluso, el día que me decidí fue un día que le comenté a un compañero y lo que él me dijo “mira, de todo lo que me has dicho, no me has dicho muchas cosas buenas del trabajo anterior, solo el dinero”, también sentía que cuando me hablaban del tema, sentía un gran pesar, luego me puse a leer cosas por internet, buscando que alguien dijera que no era bueno aceptar contraofertas, y cuando encontré comentarios así, me sentí bien y contento que no fuera el único que pasara por situaciones así y que no era el único que rechazaba venderse por más dinero, entonces todo fue mucho más claro, no entendía como no me había dado cuenta antes, sentía que la decisión que me daba paz era el de no aceptar la contraoferta y seguir en mi nuevo trabajo, y así lo hice, ahora estoy realmente tranquilo, sé que la decisión fue la correcta.

¿Nunca hay que aceptarla?

Yo no he dicho eso para nada, este es mi caso, muy particular, no tengo familia que mantener, no tengo muchos compromisos que digamos, estoy en momentos en que lo importante es seguir aprendiendo y no quedar estancado, por el momento no me siento presionado por querer ganar dinero en lugar de conocimientos, de paz, de tranquilidad, si en el caso de alguien es al contrario, que le urge ganar más dinero pues también es correcto aceptar contraofertas, acepté el riezgo de quedar en un mejor o “peor” trabajo . Si estuvieras en una situación similar y al final de este parrafo te hubieras sentido incomodo al pensar que no siempre hay que rechazar una contraoferta puede ser que muy en el fondo no la quieras aceptar, como a mí me pasaba.

Anuncios

2 pensamientos en “Cambiar de trabajo con contraoferta

  1. No me ha pasado, pero suena difícil, aunque, no imposible decidirse, por uno o por otro pero con alguien te vas, pienso que es muy bueno eso de hacer listas de ventajas y desventajas, y muy importante el sentirse bien con lo que hacés no por la cantidad de dinero que ganás, aunque no dejo a un lado que hoy en día también es aparte de incentivo, necesario el ganar ¨bien¨. Espero que te siga yendo bien, y que este 2012, esté lleno de más éxitos en tu vida, salud, dinero y amor.

    Saludos coloniales!

    • Gracias Andreíta!! la verdad sí me costó, pero estoy seguro que hice lo correcto, porque sabía que un poco de dinero más para nada cae mal, pero creo que lo que más valoré fue la tranquilidad en el trabajo, y creo que muy importante el aprendizaje que estoy teniendo, no quiero quedarme estancado con lo que sé. gracias por tus palabras!! Dios te siga bendiciendo mil en este año nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s