La lista: Mis propósitos para el 2012

A una hora para que se acabe el 2011, escribo mi lista de propósitos/métas para el 2012:

  1. No comer papas fritas en todo el año, sé que es muy difícil cumplirlo, pero lo voy a intentar, no tengo nada que perder.
  2. Dedicar como mínimo 30 minutos diarios a tocar guitarra, quiero llegar a tener un nivel aceptable, puede que no sea completamente a diario pero ese es mi reto, a ver si no me meto a algún curso o algo así.
  3. Ser más ahorrativo, quiero ahorrar cierto porcentaje de mi sueldo, uno siempre se lo acaba rápido, al final del año me lo voy a agradecer mucho jeje.
  4. Llegar a pesar al final del año como mínimo 140lbs por medio de ejercicio, talvez al final recurra a algún nutricionista para saber como estar en el peso ideal y que sea saludable, pero la panza sí me la quiero quitar ya definitivamente jajaja, espero que este año sí lo pueda cumplir.
  5. Leer más, espero dedicarle más tiempo a la lectura, comprar más libros y por supuesto leerlos jaja.
  6. Dedicarle tiempo y esfuerzo a un proyecto que tengo algunos amigos, sé que será de gran aprendizaje realizarlo.

Siento que no son complicadas las metas, pero veremos que pasa, espero tener un buen porcentaje de cumplimiento para dentro de 365 días. Y por último les deseo a todos los que siempre leen este blog, un bendecido 2012.

Anuncios

La lista: recuento de mis propósios del 2011

Me gusta cada vez que llega este día, desde que empecé a hacer mis propósitos año con año, confirmo que todo es cuestión de perseverancia, de trazarse metas posibles, de saber hacia donde uno quiere ir, y que cosas son importantes para uno. Así como ya lo voy haciendo por 2 años creo, aquí va de nuevo el recuento de mis propósitos:

  • Buscar ser llenado por el Espíritu Santo nuevamente: Creo que cuando escribí este punto, no sabía que ya lo tenía, Dios vive en cada uno de los Cristianos, pero talvez lo que buscaba era sentir Su presencia como lo sentí esa vez que me bauticé, Dios sigue obrando en mí, y aunque este año fue muy ocupado laboralmente creo que no he perdido su dirección, …. es difícil y largo de explicar, pero estoy conciente que este año no fue el mejor espíritualmente, creo que mejoré en muchas cosas, pero perdí la orientación en otras, espero seguir mejorando el año que viene. Cumplido en un 70% (si es que se puede medir)
  • Graduarme de Ingeniero en Ciencias y Sistemas: Por fín lo pude cumplir, fue un día tan especial que nunca lo voy a olvidar, por más logros que tenga, este es único! y además de eso también me colegié. Cumplido  100%.

  • Perder libras de más: Llegó un tiempo en que sí lo cumplí, pero luego por el trabajo ya no pude seguir haciendo ejercicio y lo peor de todo es que mi alimentación estuvo pésima, y volvi a aumentar libras, cuando me hice el propósito el año pasado pesaba como 165lbs, en lo más bajo que estuve fue como 143lbs como en 3 o 4 meses de hacer ejercicio, luego volví a subir, y estoy como 155lbs, al final del año no lo cumplí. Cumplido en un 40%.
  • Comprarme un carro: Sí lo cumplí, no es la gran cosa, ya tiene sus añitos pero me saca la tarea y además como estaba aprendiendo a manejar pues mejor, porque le metí unos sus cuentazos que me dolieron, si hubiera sido más nuevo me hubiera puesto a llorar digo yo jajaja. Cumplido 100%.
  • Seguir estudiando la maestría o estudiar inglés: No lo cumplí como yo hubiera querido, sí seguí estudiando la maestría, pero de 3 trimestres solo pude aprobar 2 porque ya no pude seguir el último por el trabajo, la voy a retomar el otro año 😀 . Cumplido en un 66.66666%
  • Cambiar de teléfono: Por fin pude comprarme el teléfono que queria, un iPhone, la verdad tigo no los dio tan caros y pues aproveché de una vez jeje. Cumplido 100%

Como siempre pude hacer otras cosas que son buenas mencionarlas:

  1. Empecé a leer La Biblia, avancé bastante aunque por lo mismo del trabajo ya no pude seguir leyendola, voy a continuar el otro año.
  2. Cambié de trabajo, estoy re feliz, porque voy a aprender muchísimas cosas nuevas, y eso me motiva bastante, es muy importante para mí seguir aprendiendo cosas y no quedarme estancado.
  3. Me puse brackets! …. y sí he visto como se han ido emparejando mis dientes jajaja.
  4. Me compré una guitarra! despues voy a poner fotos jajaja

Espero seguir cumpliendo mis métas y propósitos el próximo año, y pues estoy bastante satisfecho con lo logrado en este año, pero como siempre, tengo que seguir mejorando muchas cosas, y cumplir muchos sueños, muchos anhelos, siempre guiado por la mano de Dios.

Cambiar de trabajo con contraoferta

Estos días fueron difíciles personalmente y gracias a Dios no por algo malo, sino por tenér que decidir hacía que lugar de trabajo irme, porque ya había renunciado a uno, y aunque en su momento me costó sabía que el cambio iba a ser para bien, que era la oportunidad de cambiar de ambiente, de aprender cosas nuevas, pero el problema surgió despues de algunos meses de haber renunciado y estar ya trabajando en el otro lugar, porque al ver en mi antiguo trabajo que les hacía falta me pidieron que regresara con ellos para el año siguiente y por supuesto me hicieron una contraoferta, la verdad fue tentador, al punto de llegar a pensar en que definitivamente me iba a regresar a mi antiguo trabajo, realmente estuve a punto de hacerlo, porque pensaba que incluso ahí podía formarme y subir de puestos, y no como estaba en el trabajo nuevo, donde había empezado desde cero.

Las consideraciones

Habían cosas que incluían en la contraofera que me tentaban como por ejemplo el “dinero”, los “conocimientos”, que es un poco más fácil llegar en camionta al antiguo lugar que al nuevo,  que nunca había tenído que ir Domingos, ni sábados todo el día, como ahora me había tocado, sentía que me valoran y eso hacía subir mi ego lo confieso.

En cambio en mi trabajo anterior, salgo una hora antes que en el antiguo, el ambiente de trabajo es mejor aunque gano menos, estoy aprendiendo mil cosas nuevas que son importantes para mí,  al contrario en mi trabajo anterior pienso que ya había topado en conocimientos, lo poco que pudiera seguir aprendiendo, no me iba a subir mucho el valor profesional que podría llegar a tener, también en su momento cuando me ofrecieron el trabajo nuevo sé que esta persona me estaba dando su confianza y la oportunidad de crecer y decirle que ya no iba a seguir con ellos el proximo año, no se me hacía correcto, y además, una de las ideas que más me ayudó fue “si te vas por dinero, van a pensar que únicamente lo que te interesa y mueve es el dinero” y en realidad así hubiera sido, el dinero hubiera sido lo único que me hubiera movido y yo no quiero eso.

Tomando la decisión

Luego de poner muchas cosas en la balanza y estar analizando por mucho tiempo, por días incluso, el día que me decidí fue un día que le comenté a un compañero y lo que él me dijo “mira, de todo lo que me has dicho, no me has dicho muchas cosas buenas del trabajo anterior, solo el dinero”, también sentía que cuando me hablaban del tema, sentía un gran pesar, luego me puse a leer cosas por internet, buscando que alguien dijera que no era bueno aceptar contraofertas, y cuando encontré comentarios así, me sentí bien y contento que no fuera el único que pasara por situaciones así y que no era el único que rechazaba venderse por más dinero, entonces todo fue mucho más claro, no entendía como no me había dado cuenta antes, sentía que la decisión que me daba paz era el de no aceptar la contraoferta y seguir en mi nuevo trabajo, y así lo hice, ahora estoy realmente tranquilo, sé que la decisión fue la correcta.

¿Nunca hay que aceptarla?

Yo no he dicho eso para nada, este es mi caso, muy particular, no tengo familia que mantener, no tengo muchos compromisos que digamos, estoy en momentos en que lo importante es seguir aprendiendo y no quedar estancado, por el momento no me siento presionado por querer ganar dinero en lugar de conocimientos, de paz, de tranquilidad, si en el caso de alguien es al contrario, que le urge ganar más dinero pues también es correcto aceptar contraofertas, acepté el riezgo de quedar en un mejor o “peor” trabajo . Si estuvieras en una situación similar y al final de este parrafo te hubieras sentido incomodo al pensar que no siempre hay que rechazar una contraoferta puede ser que muy en el fondo no la quieras aceptar, como a mí me pasaba.